Mi espejo


Sentado frente al espejo, mirando mis manos mientras escribo estas palabras, mirando mi interior para saber qué es lo que escribo mientras pienso en lo que soy… soy un chico de veinte años que aspira a ser periodista y que de momento tan solo ha conseguido la P y la E, quizá algo más pero para obtener el título aún le quedan 3 años.

Mirándome en el espejo observo mi cara y pienso en lo que quiero ser, en con quien quiero estar, en lo que quiero hacer cuando pasen los años. Hay cosas que tengo bien claras, otras no tanto  y demasiadas cosas veo en este espejo de las que estoy totalmente inseguro.

Quiero ser feliz, quiero dejar pasar mi vida adquiriendo todo lo que mi mente quiera o pueda absorber del mundo, quiero vivir haciendo algo que me guste y no pasar mi días encerrado en un cine sirviendo palomitas o cortando entradas, quiero saber y conocer que es ser periodista, viajar por el mundo, descubrir lugares nuevos cada día y descubrir que cada día, frente a este espejo, veo algo más que no conocía de mí.

También tengo muy claro con quien quiero estar en un futuro, quiero seguir con quien más a gusto me siento cada día cuando me levanto, quiero continuar con ella, vivir a su lado y crear una familia, el espejo podría romperse si ella no está, y si el espejo se rompe, seria muy difícil volver a pegar los cristales.

Los objetivos están claros, pero al pensar en ellos este espejo se empaña como cuando sales de la ducha y el vaho que inunda el servicio hace que tengamos que limpiar el cristal para poder vernos, con el paso del tiempo estos objetivos se deberán ir cumpliendo y el espejo irá quedando totalmente limpio, brillante y reluciente para que la imagen que hoy puedo ver de mi y la que pueda ver en el mañana sea clara, y no deforme para nada mi vida.

Anuncios