Viajando en el tiempo…


El reloj del sueño...

Hoy he tenido un sueño que me ha provocado un ataque de risa al despertar y ver que todo era mentira. Un sueño de esos de los que te acuerdas durante mucho tiempo y curiosamente no ha sido una pesadilla, normalmente son los que recuerdo. Mantengo el suspense antes de comenzar a contarlo y digo las palabras mágicas… viaje en el tiempo.

Lo que más gusta en los sueños que uno recuerda, es darte cuenta de las cosas mezcladas. Te encuentras en un sitio y de repente estás en otro que no tiene nada que ver, ves a gente que hace siglos que no te cruzas por la calle y piensas… este me suena de algo. En mi sueño pasa algo parecido.

Al parecer era el primer día de instituto, iba con mi hermana (algo absurdo porque mi hermana estaba en el colegio para aquellas fechas) y llegaba a las puertas del mismo, las listas de alumnos estaban pegadas en la puerta. Miro la puerta, el edificio y veo que no es mi instituto aunque así lo sintiera, en realidad era mi colegio (otra mezcla interesante). Primer día de instituto y se acerca un chico a mirar las listas, yo lo reconozco y comienzo a darme cuenta de que lo que estaba haciendo ya lo había vivido. Ese chico mira la lista, me mira a mi y no me reconoce. Otro más se acerca y sucede lo mismo.

No se porque estoy en ese lugar, un instituto que no es mi instituto sino mi colegio. No se porque mis compañeros no me reconocen, lo único que pienso es que he viajado en el tiempo y he aparecido en mi primer día de instituto… Me despierto y me rio.

Sueños raros que te hacen despertarte con sonrisas en la cara. ¿Os ha pasado a vosotros algo así?

Anuncios

Pájaros en la cabeza


Ilusiones, esperanzas, sueños que cumplir, proyectos y mucho trabajo. El nuevo curso ha comenzado y entre medias mi cabeza no para de darle vueltas a pequeñas cosillas que rondan por ella y que en un futuro próximo pueden hacerse realidad.

“The Last Generation”

Una frikada cuajada esta semana en clase. Mi curso es la última generación de Licenciados periodistas que saldrá de la URJC, a partir de aquí serán llamados graduados. Por tanto, debido a mi frikismo seriéfilo he decidido ponerle un título a nuestras vivencias en la universidad, “The Last Generation” es el nombre escogido y mis compañeros se mean de la risa al escucharlo. También me miran con cara rara y me dicen que necesito un médico urgentemente.

“La Topera”

Lo anticipo, esto es uno de esos sueños que muy pronto se pueden volver realidad. La Topera es el nombre provisional que le hemos puesto a un proyecto de radio. Un programa en el que unos compañeros de clase y yo nos hemos puesto a componer. Estamos en una primera fase de creación del proyecto que esperemos que avance y termine por salir al aire. La cosita marcha muy bien, se ve un muy buen ambiente dentro del grupo y pienso (/pensamos) que dentro de poco nos podráis escuchar…

Cuarto

Ya me encuentro en el cuarto curso de mi carrera, el año que viene puede que me convierta en PERIODISTA, con todas las letras. En esta primera semana de clase ya he conocido a casi todos los profesores (me falta uno) y, tiene narices la cosa, la asignatura que más me ha gustado es una optativa. No pasa nada, espero que el curso se desarrolle perfectamente y pueda aprender y aprobar.

El Misterio

Luces, cámaras y acción… no puedo decir nada más de este cuarto punto al que hemos llegado. Este es el sueño deseado, el objetivo principal de este año. La cuestión es que no solo estoy metido yo en él. Espero que con paciencia, colaboración y especialmente imaginación, pueda salir algo interesante.

Un abrazo a todos 🙂

Microhistorias: ¿Sigo soñando?


Solo me faltan cien metros para llegar a la meta, cinco me separan del primer clasificado. Mis últimas fuerzas las guardo para los últimos cincuenta metros, se que puedo adelantarlo. Aguanto, paciencia, ya. en los últimos 15 metros paso por delante de él y finalizo primero, gano la carrera, he cruzado la meta con los ojos cerrados y…

… aparezco en un desierto, arena por todas partes. El sol se refleja en la extensa llanura amarilla y hace que me ardan los ojos como si me los estuvieran quemando con ascuas, el sudor se hace insoportable, la angustia me ahoga, me siento en el suelo y abrazo mis piernas…

… el suelo arenoso desaparece y caigo. El agua encharca mis pulmones, nado hacia la superficio y salgo para tomar bocanadas de aire que me ayuden a respirar. Entre tanto, agotado y casi sin fuerzas intento llegar a tierra firme para sobrevivir. Al fin llego…

… altos edificios se encuentran frente a mi. Miles de personas en la calle aguantan la respiración mientras miran hacia el cielo. Subo mi cabeza para ver… una luz cegadora se dirige como un rayo hacia nosotros, cada vez se hace más y más grande, el final se acerca, cierro los ojos…

… los vuelvo abrir. Apago el despertador y me incorporo temblando y enciendo la tele. Las noticias informan de nuevos atentados en Iraq y Afganistan, decenas de muertos se encuentran en las calles. Dos mujeres asesinadas a manos de sus parejas sentimentales, el rojo es el color. Pongo mi cabeza entre mis manos, cierro los ojos y me pregunto… ¿Sigo soñando?