Otro 11 de marzo para recordar…


Torbellino de agua provocado tras el terremoto en la costa de Japón

Ayer me levanté estresado, nervioso y con ilusión. Ayer me iban a comunicar si tenía un pequeño lugar en el mundo donde irme el año que viene a estudiar el primer semestre de mi último año de carrera. Una lista en mis manos ordenaba por orden de preferencia las universidades que había elegido el día anterior tras dar muchas vueltas. Uruguay, Argentina, Chile y como últimas opciones me quedaban México y Colombia (fuera de la lista)

Me levanté pensando en ello y al mismo tiempo un temblor frío sacudió mi cuerpo al recordar la fecha. 11 de marzo, siete años ya de aquel día en que España sufrió el mayor atentado de su historia. 192 fallecidos, cientos de heridos. Yo iba a tercero de la E.S.O, creo recordar, y fue un día que no olvidaré jamás. Lo pensé un momento, recordé a las victimas y encendí el ordenador.

Malas noticias se asomaban nada más conectar con la página web de El País. Terremoto en Japón. 8,9 grados en la escala de Richter. Tsunami. Alerta máxima. Cientos de palabras se mezclaban en mi cabeza, la información era muy clara, el mayor terremoto en la historia de Japón acababa de suceder hacía escasas dos horas. Un tsunami había barrido la costa norte del país y los primeros cuerpos inertes aparecían por las calles, las alertas de tsunamis se extendían hasta las costas de Chile, Perú, México, California…

11 de marzo. Otro suceso catastrófico sucedido en un día ya de por sí olvidable. La naturaleza ha vuelto a atacar al ser humano y ha vuelto a demostrar que nada es tan potente como ella. La naturaleza manda y nosotros no podemos hacer nada.

Ante esta catástrofe salí corriendo hacia el Campus de Móstoles de la Universidad Rey Juan Carlos. Llego justo a tiempo, me siento y me dicen que ninguna de las universidades de mi lista está disponible. Última oportunidad, me dan a elegir un par de universidades, decido y la decisión es irrevocable. Mi destino es el Instituto de Estudios Superiores del Colegio Holandes, situado en México D.F. Con ilusión, alegría y nervios tomo en mis manos la hoja que me otorga una plaza en este lugar para estudiar desde agosto a diciembre de este año.

11 de marzo de 2011, otro día más que recordar para el resto de mi vida. Cosas buenas y malas pasaron. Cosas que nunca se olvidarán.

Anuncios

¿Imposible?


Delante de la pantalla comienzas a pensar y los pensamientos se quedan en eso… La pereza te gana cada vez que te enfrentas al folio en blanco, al teclado, al monitor y tu imaginación no vomita lo que lleva dentro. No es otra cosa que pereza lo que te hace imposible demostrarle al mundo que puedes escribir algo y que te gusta hacerlo, no es otra cosa que pereza lo que te confirma como un gran estúpido que no se atreve a hacer lo que quiere.

Esta pereza debe terminar y con ella seguir con los proyectos que tienes en mente. Esos proyectos deberían hacerse realidad y tú mismo te estas negando a hacerlos ver la luz. Proyecto de escribir, de crear, de hacer sentir a la gente algo por lo que quedarse a seguir leyendo esto.

El mundo en 28 días ha vivido situaciones terribles, un terremoto ha quitado la vida a más de 150.ooo personas. La rabia me invitaba a escribir y la pereza me quitaba las ganas de mostrar mi dolor por lo sucedido. Hoy lo escribo, dos semanas después del suceso, dos semanas en las que los Haitianos continúan esperando que la ayuda se intesifique, con el miedo en el cuerpo por lo que pueda pasar.

Hoy escribo con un poco de rabia en el cuerpo y pensando en que me gusta escribir y que debo hacerlo. ¿Imposible? No, espero hacerlo cuanto antes.

Un saludo.

Alerta Pandemia… Última hora: Terremoto


Casualidades de la vida, hace una semana acabé de leer el estupendo libro de José Saramago “Ensayo sobre la Ceguera“, en él se cuenta la historia de como una epidemia de extraña ceguera se extiende por todo el mundo, todos ciegos, salvo una persona. Un libro muy recomendable y que ahora me viene a la cabeza pensando en lo que sucede en el mundo en estos momentos

Hace dos días la alerta saltaba de forma real en Mexico, una epidemia de gripe porcina mataba a 20 personas hasta el momento, ayer eran 80, hoy por ahora son 103 esta mañana y a las 19:05 del 27 de abril de 2009, según el diario El País, Mexico ha confirmado 149 muertes por la enfermedad. Los casos en EEUU son 20 y la Secretaria de Estado de Seguridad Nacional Jannet Napolitano ha declarado la situación en el país de “emergencia de Salud Pública”, en Brasil ha aparecido un posible caso, en España 18 y entre ellos una persona confirmada con la enfermedad, en Australia, Nueva Zelanda, Israel, Francia… también se mira a personas por el posible riesgo de contagio… la epidemia se extiende y el riesgo de pandemia es alto.

Para ser sinceros, desde que leí las primeras informaciones acerca de la enfermedad y de que ésta se pueda extender

Foto sacada de El País

Foto sacada de "El País"

ocasionando una pandemia no se me quita un pequeño cosquilleo del estómago, son nervios, miedo, no por mí, sino por la gente en general… ¿de verdad podría el mundo vivir una nueva situación de alerta por un virus? Al ver las noticias parece una película, titulares como “El miedo aterriza en Mexico”, “El mundo se prepara para la pandemia”, “Mexico cierra los colegios en todo el país”… me asustan y me dan que pensar.

Y mientras escribo este post me entero de que un terremoto de magnitud 5,8º se ha podido notar en Mexico D.F. hace unos minutos según comienzan a informar los distintos medios.  Según el Instituto Geológico de Estados Unidos el epicentro del terremoto se ha producido al sur-sureste de Txitla, enl el estado de Guerrero, a 240 kilómetros de la capital, Ciudad de México, y ha tenido una profundidad de 40 kilómetros [RTVE.es] Lo que faltaba en Mexico, un terremoto… se dice que las desgracias nunca vienen solas, pues esperemos que todo se vaya calmando.