El internado


Hoy no voy a hablar de ninguna noticia en especial, y aunque el título del post sea sugerente, tampoco voy a hablar de la serie de Antena 3, que ya murió hace unos meses. Hoy voy a hablar de mi y de como se presentan las próximas dos semanas. ¿Vacaciones? No, ya me gustaría a mi tener un tiempo de vacaciones, de relajación total y de poder disfrutar de todo y desestresarme al completo.

La semana Santa se presenta jodida. Estudiar, estudiar y trabajar. Ese es el resumen de estos días próximos. El curso ya ha finalizado y falta lo mejor, los exámenes finales. Cuatro exámenes en dos días. Que ya los podían haber puesto un poco más separados, pero no. Los próximos días 26 y 27 de abril serán de nervios y estrés al máximo. Y por ello, la próxima semana estudiaré como un condenado para sacar todo hacia adelante y no tener que estudiar mucho más a partir de esa fecha.

Por otra parte está mi querido cine, nótese la ironía. Mi lugar de trabajo y del que tengo ganas de escaparme. No falta mucho ya para poder salir marchando. No es que trabaje mal, o me lleve mal con la gente. Es cuestión de que llevo casi tres años trabajando en un lugar en el que no puedo disfrutar de fines de semana o festivos. Alguno cae pero es lo mínimo. Estoy cansado de diversas aptitudes y estupideces de ciertas personas que me acaban amargando algunos días. Se que esto me pasará siempre, en todo lugar en el que trabaje, pero pienso que mi ciclo en el cine está llegando a su fin.

Méjico me espera en agosto y yo, cada día más, pienso que es un buen lugar para aprender, para vivir, para madurar y evolucionar, para sentir que no puedo apalancarme en un único sitio y que este viaje me traerá más bien que mal. La fecha de mi partida se acerca, pero ahora debo pensar en esos cuatro exámenes que me esperan a la vuelta de la esquina.

Un saludo.

Anuncios

Alterado, descontrolado, cabreado y cansado


El problema de trabajar en un cine, es que hay días en los que los pasas aburrido hasta más no poder y otros días en los que no paras ni un segundo. Hoy, casi 2000 personas se acercaron al cine en el que trabajo para ver una película. Gracias a la mala organización de horarios (no hecho la culpa a mis jefes pues ellos no pueden contratar a más gente que la que les dejan contratar) el cine es un pequeño descontrol.

Y cuando se te vienen encima más de 150 personas para que les cortes la entrada pues te estresas, no sabes ni hablar, sientes como te vas agobiando poco a poco y no puedes ir más deprisa porque no das para más… en fin, te alteras. Este punto de alteración hace que te cabrees con facilidad, qué es lo que me ha pasado hoy… pero pienso que no volverá a pasar. Hay veces que miras por los compañeros y nadie nunca mirará por tí.

Con todo esto, cuando se supone que tu horario de trabajo es de 15:30 a 23:30 y en realidad ha sido de 15:00 a 0:00 pues te infla las pelotas mucho más y continuas alterado y descontrolado.  No lo puedes evitar, esto es así, no puedo quejar por tener trabajo cuando otros no lo tienen, tan solo cuento mi día y me ayuda a desahogarme del estrés acumulado.

Mi jornada semanal de trabajo ha terminado hoy y mañana toca descansar lo máximo posible.

Y antes de irme a dormir me encuentro con un titular del diario Público que me ha hecho reir, no por el titular sino por la noticia en cuestión: Un panadero denuncia a una prostituta que le dejó insatisfecho. Lean la noticia y si quieren opinar aquí pueden hacerlo.

Con noticias curiosas, que nos hagan reir, sorprendernos y también indignarnos, Un poco de este mundo extraño, que es como se llama el blog está encontrando ese significado que yo quería darle cuando comencé a escribir aquí. Espero que les guste.

El verano que me espera…


Comienza el verano para mí y para todos. Un verano en el que más o menos espero estar relajado si no fuera por una mísera asignatura que me trae de cabeza y que en septiembre espero mandar a freir espárragos… En este post quiero reflejar con imágenes el veranito que me espera, comencemos:

Trabajito, trabajito...

Trabajito, trabajito...

1. Lo primero es el trabajo, y Cinesa es el lugar dónde estoy. Este verano me tocará estar en el cine, no viendo películas, no. Sino poniendo las maravillosas palomitas que tanto nos gustan a todos… o cortando entradas… o limpiando salas.

La verdad es que no me puedo quejar, tengo trabajo y para los tiempos que corren… quien tiene un trabajo tiene un tesoro, de modo que si queréis pasar a verme, estaré todo el verano (los días que me toque, claro) en Príncipe Pío.

Relaciones Públicas... de mierrrda

Relaciones Públicas... de mierrrda

2. En segundo lugar aquí está la señora de las amarguras, la asignatura que suspendí en febrero y que realmente me preocupa, pues gracias a la “gran” profesora que tuve, no tengo ni idea de como afrontar el examen. El primero fue de broma, con preguntas que no habíamos dado en clase y con un trabajo que hacer del que prefiero no hablar.

Me pondré las pilas con esto y espero que se quede muy lejos de mí a partir del siete de septiembre, que es cuando tengo mi examen… Del resto no tengo queja pues las he aprobado satisfactoriamente 🙂 y gracias a ello el verano será un poco más tranquilo.

POOOOODCAST

POOOOODCAST

3. Podcast: Esto es un proyecto que tengo en mente y si el equipo que formamos El Oso Hormiguero se pone de acuerdo, en breve intentaremos crear un podcast, en el que incluiremos toda la actualidad referente a series, cine, música y mucho más. Todo ello con el humor que caracteriza a cada uno de los miembros del  equipo, así como colaboradores especialistas en distintas materias. Esto es solo un proyecto, que espero se convierta en realidad, en pocos días tendréis más noticias acerca de ello.

Stieg Larsson, escritor de la Saga Millenium

Stieg Larsson, escritor de la Saga Millenium

4. Lecturas… MILLENIUMMMMM: De esto no puedo decir nada más que pienso leerme la segunda y tercera parte de la saga Millenium, de Stieg Larsson. Los libros ya los tengo y esperan impacientes que comience con ellos… Ahora me estoy leyendo “El Chino”, escrito por el también sueco Henning Mankell, una buena historia que me ha enganchado desde el principio.

De modo que un verano de lecturas de Novela Negra y encima suecas.

5. Valencia. Viajar, aunque sea poquito, también intentaré hacerlo. En primer lugar se me ha propuesto un viajecillo a Valencia durante cuatro días con el señor Piña. Y si en el trabajo se portan bien no habrá ningún inconveniente en realizar el viaje.

6. Brasil, Porto Alegre: Este el viaje con el que acabará mi verano. Septiembre. Quince días para ir a visitar a mi novia a la ciudad brasileña de Porto Alegre. Allí estará durante seis meses. Y no puedo dejar pasar la oportunidad de ir durante quince días a verla y poder visitar este gran país.

Y este será mi verano, espero que nada se tuerza y sea todo como debe ser. Buen verano a todos.

Mi espejo


Sentado frente al espejo, mirando mis manos mientras escribo estas palabras, mirando mi interior para saber qué es lo que escribo mientras pienso en lo que soy… soy un chico de veinte años que aspira a ser periodista y que de momento tan solo ha conseguido la P y la E, quizá algo más pero para obtener el título aún le quedan 3 años.

Mirándome en el espejo observo mi cara y pienso en lo que quiero ser, en con quien quiero estar, en lo que quiero hacer cuando pasen los años. Hay cosas que tengo bien claras, otras no tanto  y demasiadas cosas veo en este espejo de las que estoy totalmente inseguro.

Quiero ser feliz, quiero dejar pasar mi vida adquiriendo todo lo que mi mente quiera o pueda absorber del mundo, quiero vivir haciendo algo que me guste y no pasar mi días encerrado en un cine sirviendo palomitas o cortando entradas, quiero saber y conocer que es ser periodista, viajar por el mundo, descubrir lugares nuevos cada día y descubrir que cada día, frente a este espejo, veo algo más que no conocía de mí.

También tengo muy claro con quien quiero estar en un futuro, quiero seguir con quien más a gusto me siento cada día cuando me levanto, quiero continuar con ella, vivir a su lado y crear una familia, el espejo podría romperse si ella no está, y si el espejo se rompe, seria muy difícil volver a pegar los cristales.

Los objetivos están claros, pero al pensar en ellos este espejo se empaña como cuando sales de la ducha y el vaho que inunda el servicio hace que tengamos que limpiar el cristal para poder vernos, con el paso del tiempo estos objetivos se deberán ir cumpliendo y el espejo irá quedando totalmente limpio, brillante y reluciente para que la imagen que hoy puedo ver de mi y la que pueda ver en el mañana sea clara, y no deforme para nada mi vida.

Mala Sangre


Existen personas que se dedican a vivir su vida, felices, sin ninguna preocupación, ellos son los que mandan y tienen el poder sobre ti, ya sea en el trabajo, en la universidad… en todos los lugares existen.

Repito, estas personas son felices, viviendo su vida… y fastidiando la de los demás, son felices haciéndonos sufrir, ya sea mandándote algo que hacer cuando ya está todo hecho, o colocándote un examen imposible con preguntas insustanciales y sin sentido que resultan incontestables.

Este tipo de gente actúa con maldad y no le importa una mierda el tiempo que te hayas pasado estudiando o trabajando, no le importas, tenlo claro, ellos son felices haciéndotelo pasar mal, son infinitamente más felices viendo como suspendes o como trabajas, que aprobándote o charlando contigo amistosamente.

Yo los llamo “Mala Sangre”, son malos, no te tienen ningún tipo de respeto, se burlan en tu cara, cuatro meses tirados a la basura porque ellos quieren, son como el último Joker de Batman, sonríen te miran a la cara y piensan ¿Por qué tan serios? ¿Tenéis algún problema?

Solo queda esperar un tiempo ahora y la próxima vez ir con un escudo protector para que nada te afecte, para que nadie pueda tirar tu trabajo por la borda o hacértelo imposible, a trabajar se ha dicho.