Intermitencias


Siento no escribir más. Siento no informar de todo aquello que hago. No tengo tiempo y la pereza me puede. Un mes en blanco que retomaré en cuanto me sienta más relajado. De momento tengo ganas de escribir algo fuera del viaje. Algunos pensamientos que solo puedo expresar de un modo metafórico y medio poético.

Piensas, meditas e intentas no pensar en lo que dejaste atrás. No puedes evitarlo, no puedes hacer otra cosa que sentir lo estúpido que llegaste a ser. Miras al presente y ves que todo va bien, todo va mucho mejor de lo esperado. El viaje te ha otorgado el descubrimiento de lo que puedes llegar a ser. Maduras, agradeces todo lo que en este increíble país han hecho por ti. Das las gracias cada día por estar con quien estás, no hace falta decir nombres, los responsables de mi felicidad saben quienes son.

Proyectos futuros. Futuro al que no quieres mirar. Porque el futuro indica un final. Un final que, por ahora, no quieres que llegue. Mientras tanto eres feliz, feliz al 90%, el porcentaje restante para completar el círculo es difícil de llenar. Falta algo, alguien… Y pasas los días entre intermitencias de ánimos que te golpean de repente sin esperarlo… como una oruga que camina lentamente por la calle, a la que en cualquier momento pueden pisar y hacerla desaparecer.

 

Anuncios